“MINIFESTACIÓN” DEL 1º DE MAYO: EL SINDICALISMO HA MUERTO

“MINIFESTACIÓN” DEL 1º DE MAYO

EL SINDICALISMO HA MUERTO

Con unos ridículos 12.000 asistentes en la manifestación mayoritaria de toda España organizadas por los sindicatos, en Madrid. Donde hace años ponían panorámicas aéreas interminables de asistentes, ahora apenas muestran tomas frontales de algunas cabeceras, para disimular las vergonzantes escasas asistencias que arranca el inútil sindicalismo actual, y desde luego, llegando a esas cantidades ridículamente escasas, apoyándose en la muleta de pancartas principales lejanas al sindicalismo, apoyándose en pancartas de segunda mano, usadas hace apenas unos días en manifestaciones feministas o en cuestiones partidistas catalanistas.

El sindicalismo ya ha sido calado, ya saben todos los trabajadores que ya sólo son unos colocaderos para sí mismos, ya ni siquiera sirven, como antiguamente, para colocar a algunos trabajadores que obligatoriamente tenían que pagar sus cuotas como pernada para poder optar a entrar en cualquier empresa pública o de cualquier autonomía..

Este 1º de Mayo, los sindicatos nacionales no han paseado ni una sola bandera de España, sí han mostrado banderas de todas las regiones de España, y sí han paseado banderas republicanas, pero lo que es peor aún es que los principales sindicatos nacionales han paseado pancartas con mensajes a favor del independentismo catalán y cantado eslóganes a favor de esos inexistentes “presus pulitics”…que no son otra cosa que vulgares políticos presos.

Está claro que el sindicalismo ya ha perdido toda su representatividad pasada como fuerza sindical nacional, de tiempos en los que todas las pancartas en toda España llevaban un mismo mensaje común nacional, ahora queda claro que tienen que apoyarse en cualquier movimiento que consienta en participar en las manifestaciones por toda España para hacer bulto y disimular las raquíticas asistencias, en infinidad de cabeceras de las manifestaciones apenas se distingue ni una sólo referencia al 1º de Mayo.

Pero lo que no he conseguido ver es ni una sola bandera de España.

Se han señalado como

significativamente Anti-Españoles.

Estos actuales sindicatos sólo representan actualmente otra facción más del Frente Popular de Izquierdas.

Ya han perdido la autoridad moral impostada por la que fueron presentados en la transición.

Ya han perdido aquella supuesta autoridad moral de cuando fueron impuestos a la sociedad, cuando en la transición fueron metidos con calzador a la sociedad por los partidos de izquierdas, y les fueron regalados importantes patrimonios inmobiliarios a los sindicatos mayoritarios, a la UGT y a CCOO… todo por la cara, porque sí, porque lo impusieron los principales partidos de izquierdas, el PCE y el PSOE que dotaron a sus sucursales de fastuosas sedes y ríos de dinero, por la cara…

A la UGT como sucursal “obrera” del PSOE, y a CCOO como sucursal “trabajadora” del entonces Partido Comunista, después IU…y ahora ni ellos mismos saben si son ya han sido absorbidos por Podemos…

Por ser sucursales de los principales partidos de los principios de la transición les fueron adjudicadas ayudas económicas  importantes, mediante subvenciones casi por ley, y mamandurrias de todo tipo, por los que se obligaba a las grandes empresas a cederles instalaciones, y a “liberar” de trabajar a los principales líderes sindicales asegurándoles las pagas maximas de sus categorías profesionales, muchos de los cuales ya no volvieron a dar un palo al agua en el resto de sus vidas. Unos tipos, los liberados, que suponían unas cargas brutales y absurdas a las empresas, fuesen públicas o privadas, e incluso dentro del funcionariado, obligadas por ley a pagar semejante mamandurria institucionalizada.

Esos sindicatos del miedo, aterrorizaban a los trabajadores con que si tenían un problema laboral, era necesario que estuviesen afiliados a algún sindicato para recibir ayudas legales por parte de los sindicatos llegado ese caso, era un “por sí viene el Lobo” en versión para adultos, igual que a los niños para que se durmiesen les contaban cuentos como el delos 7 cerditos y el Lobo para que durmiesen tranquilos, a los adultos, tan adultos ellos, les contaban el cuento de que tenían que estar afiliados a los sindicatos para que estos los defendiesen de los lobos empresariales, y los tan adultos 

-como bobos- niños Grandes, pagaban la cuota sindical para dormir tranquilos.

Aquellos sindicatos potentes que doblegaban a gobiernos y que eran capaces de parar a un país entero se han acabado, ahora no son ni la triste sombra de lo que fueron, ahora tienen el mismo valor que nada, una amenaza de un sindicato en la actualidad es equivalente a un chiste, que es lo que en realidad son ahora, un chiste, o mejor dicho una broma de mal gusto comparados con los que fueron.  

Por no hablar de que para TODOS los cargos políticos del PSOE o del Partido Comunista – IU, o a los aspirantes a serlo como requisito para demostrar su compromiso, o cualquier aspirante a cargo político o sindical, era el pago obligatorio, una norma no escrita pero obligatoria. 

Y lo que era la gran masa…todo aquel aspirante a algún cargo amamandurriado a dedo en alguna entidad autonómica, empresa municipal o autonómica, fundación o empresa pública de cualquier tipo, debía mostrar su adhesión al régimen sindical pagando las cuotas sindicales, muchos incluso pagaban las cuotas sindicales a la UGT y a CCOO…por si la mamandurria le venía dada por cualquiera de los dos sindicatos o partidos políticos afines a esos sindicatos. ¿Estarás afiliado al sindicato, no? Es que si no…

Es decir, una falsa red de fidelidad sindical que ha ido cayendo en la medida en que tanto unos como otros han perdido el poder de colocar, con la crisis, cuando se acabaron los trabajos, se acabaron los colocaderos sindicales y se acabaron las cuotas…

Y fueron decayendo hasta arrastrarse como hasta ahora, que en la mayor manifestación de España para el 1º de Mayo, fiesta del trabajo, han conseguido reunir una ridícula cantidad de 12.000 personas en la mayor manifestación de toda España, en Madrid.

Con la transición se auto impusieron las medallas del trabajo, y 40 años ha sido el ciclo de tiempo necesario para que los trabajadores calasen a los sindicatos y se diesen cuenta de que eran las empresas de auto colocación y connivencia con gobiernos y empresas que son.  

Ellos mismos han cavado su tumba.

EL SINDICALISMO HA MUERTO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s